LA GRAVEDAD


Para poder llegar a una teoría de la gravedad en el contexto de la teoría del universo bipolar se tuvo que andar un camino muy largo, pues aunque es sencilla de entender, las implicaciones que tiene con la relatividad, con la cuántica, con el movimiento, con la visión general del universo y fenómenos celestes es de tal importancia que entrar a explicarla sin tener un sustento teórico para cada uno de los fenómenos que se relacionan hubiera sido una locura siquiera mencionarla.
Por eso en este Blog se comenzó con otros razonamientos en relación con la relatividad, la cuántica y lo más importante es que todo depende de la inclusión de una sola variable como se puede leer en la variable oculta.

Comencemos:

Explicar la gravedad desde la teoría del universo bipolar se nos hará muy, pero muy sencillo de entender pero muy, muy difícil de digerir, dependiendo de qué tan arraigados estemos con la física actual y de que tan abiertos estemos al cambio.
Si el lector es de los que desean ver otras posibilidades y no está rodeado de marfil, veamos que dice esta teoría de la gravedad.

Como bien se sabe la física actual se mueve en dos teorías muy diferentes conceptualmente, pero, ambas, demuestran que funcionan. Son la física cuántica y la relatividad.
La comunidad científica espera que surja alguien que con sendas fórmulas matemáticas nos resuelva este intríngulis en el que nos encontramos. Yo también lo espero. Pero mientras que llega ese personaje conozcamos qué se dice de la gravedad y cuál teoría obtiene el lugar de explicarlo todo. 

La teoría de las cuerdas con la teoría M coquetea por obtener ese lugar, pero no logra convencer con sus dimensiones y sus múltiples universos a la mayoría, incluyéndome, además que no hay forma de demostrarla experimentalmente, sin embargo más adelante en otra ENTRADA les contaré cómo se relaciona con la  teoría del universo bipolar. La especulación en este campo de las cuerdas es de vital importancia ya que viene de mentes de físicos geniales, gestores de esa enorme teoría, que además le ha dado un vuelco a la imaginación y nuevos argumentos a la ciencia ficción.

Para iniciar la explicación de la gravedad en el contexto de la teoría del universo bipolar debe tenerse claro qué es el punto cuántico-relativo y se debe haber leído también la variable oculta y se deben tener aprendidos los postulados de la nueva teoría o por lo menos tenerlos a mano cada vez que hagamos referencia a ellos.

Así, empezamos a explicarla:

Los cúmulos galácticos, galaxias, soles, planetas y demás partículas atómicas y subatómicas en interacción con el polo de antimateria se encuentran desenvolviendo su contenido de Espacio (Postulado número 1) por tanto todo, absolutamente todo, va aumentando de tamaño, pero las relaciones de distancia de las cosas que observamos permanecen aparentemente constante a nuestros ojos, inclusive las ondas electromagnéticas.
Einstein nos dejó claro que lo que sentimos como gravedad y la inercia eran lo mismo y de ahí arrancó la construcción de la relatividad general, y de este mismo punto arranca la teoría de la gravedad en el universo bipolar. 

Lo que sentimos como gravedad es lo único de lo que podemos dar constancia de que todo se expande.
Cuando lancé esta idea en Internet a través de unos vídeos que trataban de los efectos físicos del universo bipolar en otras zonas del universo (vista a través de la ficción), de una vez me dijeron que no era posible, pues con unos sencillos cálculos matemáticos si se acelera con el valor de la gravedad, rápidamente superaríamos la velocidad de la luz.

¿Es cierto eso?

Si todo, nosotros, todo a nuestro alrededor, incluyendo las ondas electromagnéticas se expande, también se expanden los parámetros que tenemos para medir. ¿Con qué metro va a medirse la distancia con que se expande un objeto, o con qué balanza se va a medir el peso de un objeto?
No, no hay forma de que nos demos cuenta de eso, sólo se detecta lo que sentimos como gravedad o la tendencia de estar como si fuéramos atraídos por ella.

Pero, según lo que estamos exponiendo queda claro que sucede todo lo contrario. La Tierra es la que se acerca a nosotros y nos lleva consigo en su expansión pegados cual pasajeros de una nave que se abalanza hacia afuera.
De esta forma existe total concordancia con que lo que sentimos como gravedad y lo que sentimos como inercia, son el mismo fenómeno.

Pero bien, hasta aquí suponiendo que lo hemos entendido ¿por qué motivo nos estamos expandiendo, por qué todo se expande, por qué?
Si ya se leyeron el 2° postulado de la teoría del universo bipolar encontramos que dice que existe otro polo en el universo que es el polo de antimateria.
Y el 3er postulado dice que la materia se va desenvolviendo en espacio y es constantemente atraído por el polo de antimateria. En este punto es importante aclarar cualquier duda leyendo la página donde se trata: E = mc^2 \,\!
Pero sigamos, esto es posible porque la materia y el espacio no son independientes (Primer postulado) sino que son un continuo. Lo que vemos como materia es un estado del espacio y lo que vemos como antimateria es otro estado del espacio.
De tal forma que toda la materia que conocemos se encuentra localizada en un polo de materia y va sufriendo una transformación en espacio y luego en antimateria.
Los polos al interactuar hacen que se desenvuelva el espacio de la materia. 

Pero los dos polos están en un punto de interacción actual que en vez de estarse acercando se están separando y por supuesto se produce una tensión del espacio entre ellos. Esto nos lleva a comprender algo muy, pero muy importante que es la tensión del espacio o energía del vacío. En el libro Universo bipolar – El ocaso del Big Bang a este fenómeno se le llama presión de escape.
Los dos polos son como ondas en un mar inmenso y desconocido que se mecen al vaivén de no sabemos que fuerzas aún mayores.
En este momento lo importante es que esa tensión de vacío desenvuelve el espacio del polo de materia disminuyendo poco a poco la cantidad de materia total del polo de materia
(Ver E = mc^2 \,\! ) y aumentando la cantidad de antimateria del polo de antimateria.

Fácilmente se entiende por qué los giros de todo: átomos, partículas subatómicas, planetas, soles y galaxias van desenvolviendo su contenido de materia lenta pero inexorablemente. Van siguiendo la presión de escape.

En el libro Universo bipolar - El ocaso del Big Bang se compara la forma en que los planetas y galaxias siguen su curso similarmente a como lo hacen las gotitas que se forman en el efecto Venturi cuando se utiliza para producir aspersión.